logotype

La evolución de las prácticas y de las creencias en el cristianismo de los orígenes

   El libro “Así empezó el cristianismo” recoge una investigación de nuestro equipo de carácter fundamentalmente histórico sobre el proceso formativo del cristianismo. Aborda las cuatro primeras generaciones cristianas y llega hasta finales del siglo II. En esta obra nos fijamos de una forma diferente en los textos canónicos, pero en absoluto nos limitamos a ellos porque hemos pretendido presentar, de forma suficiente aunque no exhaustiva, el pluralismo del cristianismo naciente.


En la actualidad nuestra investigación continúa estudiando otros aspectos de particular importancia en el cristianismo de los orígenes, lo que nos exige también ampliar los recursos metodológicos. El título de la investigación es “La evolución de las prácticas y de las creencias en el cristianismo de los orígenes”. La memoria social de los discípulos de Jesús se transmitía de muchas maneras, a través de rituales, de prácticas de vida, de confesiones doctrinales, de relatos etc. Es bien conocido que pronto todo esto cristalizó en unas formas fijas y normativas, en la medida en que la fe cristiana se extendió y adquirió el apoyo imperial. Obviamente nuestro estudio se sitúa en un momento muy anterior. Los grupos de discípulos de Jesús, desde el primer momento, tienen sus propias prácticas y creencias, más o menos diferenciadas o dependientes del contexto judío del que proceden, más o menos dependientes del contexto helenista con el que van entrando en contacto, más o menos vinculadas a Jesús –a su vida, a sus enseñanzas, a su pascua- que es el punto focal de todas ellas. En estos primeros momentos la creatividad y diversidad es muy notable. No se puede proyectar sobre el pasado las cristalizaciones que las prácticas y las doctrinas recibieron en la “ortodoxia” eclesial.


El estudio que queremos realizar tratará de recuperar los ritos y creencias de los grupos de seguidores de Jesús en una época de la que solo tenemos informaciones parciales, que tienen que ser examinadas críticamente, y que precisa también del recurso a la historia del tiempo y a otras ciencias que nos instruyen sobre la evolución de los grupos sociales, especialmente de los religiosos. Por su propia naturaleza el estudio de cada punto particular deberá tener en cuenta el marco general establecido por nuestra investigación anterior y publicada con el título de “Así nació el cristianismo”, sin excluir en absoluto la posibilidad de que haya que introducir modificaciones en el mismo. Damos especial importancia al establecimiento de relaciones entre los diversos aspectos que estamos estudiando, lo que constituye un reforzamiento del trabajo en equipo.

Señalamos a continuación, de forma breve y esquemática, los diversos puntos por los que transcurre una investigación que está ya en marcha:

  • La experiencia religiosa en el cristianismo de los orígenes. Es un dato clave, que abordamos en primer lugar. Hay muchos datos en la literatura cristiana, que tienen que ser contrastados con fenómenos similares de otras culturas y con las aportaciones actuales de la neurobiología.
  • El rito de iniciación. Parece que el bautismo se practicaba en muchos grupos de discípulos de Jesús desde muy pronto. Hay que recoger los datos, estudiar su origen y su sentido antropológico y social. También examinar la posible existencia de otro tipo de rito de iniciación en algunos grupos.
  • Ritos de pertenencia. De momento el estudio se centra en los banquetes, de características muy diversas, que existían en los grupos cristianos de los orígenes. Hay que situarlos histórica y antropológicamente. Considerar lo que implican y los conflictos que provocan en el interior de los grupos y con la sociedad entorno. Examinar su relación con la Eucaristía, así como ver el origen de esta.
  • La muerte de Jesús, concretamente la cruz, supuso una gran crisis. Ante las grandes crisis se reacciona de formas muy diferentes, desde el hundimiento y abandono, hasta el relanzamiento por descubrimiento de nuevos horizontes. Los grupos de seguidores de Jesús interpretaron de forma muy diversa su muerte. Se han transmitido cono “canónicas” interpretaciones que ni fueron las únicas ni las más importantes, mientras que otras han quedado semiolvidadas y conviene recuperar.
  • También muy pronto surgieron formulaciones propias de las creencias de los seguidores de Jesús. Estas creencias se formularon en ambientes distintos (el culto, la catequesis, las relaciones comunitarias, las relaciones con la sociedad entorno etc), que condicionaron las primeras expresiones de fe tanto en su forma como en su contenido. Desde el punto de vista formal, las primeras creencias se expresan en confesiones de fe, himnos, relatos etc. Desde el punto de vista del contenido, en ellas se expresan convicciones sobre Dios (teología), sobre Jesús (cristología), sobre su venida futura (escatología), y sobre la salvación (soteriología). El estudio de estos aspectos, de su evolución y de sus interconexiones en los comienzos del cristianismo será un tema de la investigación.
  • Pero el tema que acabamos de exponer requiere ser estudiado en sus pasos posteriores, porque la evolución doctrinal es rápida, conflictiva y decisiva en un proceso de institucionalización. Y está relacionado con muchos factores que van más allá de la pura dinámica creyente.
  • La estructura interna de los grupos de seguidores de Jesús fue muy diversa y la organización del poder fue un problema que se planteó desde el inicio. Se trata de mostrar esta realidad, de situarla histórica y socialmente, de ver su especificidad y evolución.
  • No puede dejarse de estudiar las formas de relacionarse con el mundo que existía entre los grupos de seguidores de Jesús y sus actitudes morales.